Turismo:
La verdadera cara de Florencia está en Oltrarno, de la otra parte del río

La perla secreta de Florencia
de Thierry Weber

Existen dos clases de turistas: los que siguen las recomendaciones de su Guide du Routard o de su Lonely Planet, y otros que desean mejorar su estancia con momentos auténticos. Si ustedes
forman parte de esta segunda categoría y visitan Florencia, el barrio de Oltrarno es el indicado para conocer. O mejor dicho… los barrios. El Oltrarno, o literalmente “de la otra parte del Arno” (oltre l'Arno), viene del nombre del río que atraviesa la capital de la Toscana y corresponde al lado izquierdo de la ciudad que comprende tres barrios.

Veladas y degustaciones
Cuando la guía turística Elva Conti nos habla de esta parte de Florencia, menciona primero Santo Espírito. Por una sencilla razón: “ Con mis amigos y mi esposo vamos a ese barrio. Todavía hay “autenticidad”, pequeños cafés o restaurantes donde poder escuchar música, sobretodo cuando se trata de conciertos de grupos florentinos en vivo". Elva Conti es una experta Gourmet y también adora sentarse en una de las tantas tratorías de Santo Espírito para disfrutar los “platillos tradicionales” como el bistec a la florentina , un sabroso filete de ternera a la parilla. Pero cuidado, el interés por Santo Espírito no se limita a la vida noctura y a el arte del buen comer.

El alma de la ciudad
“Cuando organizo las visitas guiadas, a menudo llevo a los turistas franceses a visitar los talleres de los artesanos. Existen muchos de éstos donde la “entrada es gratis”; se pueden ver, por
ejemplo, las demostraciones de “commesso fiorentino”, una técnica del mosaico con piedras preciosas como el lapislázuli o la malaquita". Santo Espíritu parece ser el barrio preferido de
Elva Conti: "Es como el alma de Florencia". Pero también los otros barrios están llenos de buenas sorpresas, como San Nicolás, donde podemos encontrar “diferentes laboratorios de
artistas contemporáneos como por ejemplo el de Clet", artista de la Bretaña que transforma las señales viales. En San Frediano, es obligado visitar el Teatro del “Cestello” donde la guía ama pasar sus veladas. Como pueden ver, el Oltrarno es una una pequeña parte de Dolce Vita (la dulce vida) polifacética. Y si esta parte de la ciudad se distingue por su autenticidad, es también porque “en esta zona encontramos todavía a florentinos que viven ahí”; empezando por los estudiantes, que vinieron a disfrutrar los “precios un poco más económicos” y los edificios que
remontan a la Edad Media o al siglo XVI ". Ésa es la razón por la cual Florencia no es sólo una ciudad museo.

Revista 20 minuti
Archivo "Evasione"